Minneapolis es la primera ciudad del País que apoya la política federal de inmigración que permitirá a Jóvenes indocumentados permanecer en los Estados Unidos

La ciudad de Minneapolis es la primera ciudad en los Estados Unidos que apoya la política federal del presidente Barack Obama que permitirá  a los jóvenes indocumentados a continuar llamando a los Estados Unidos su casa. El Gobierno de la Ciudad de Minneapolis votó hoy por unanimidad en favor de esta medida en apoyo al amendamiento de la agenda federal de la ciudad.

El 15 de Junio del 2012, el Presidente Obama anunció que el Departamento de Seguridad Nacional se detendrá en deportar a los inmigrantes jóvenes que cumplan determinadas condiciones. A mediados de agosto, se estima que entre  5,000 a 27,000 personas en Minnesota podrán presentar una solicitud ante el Departamento de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos   para recibir una "acción diferida". Los solicitantes aprobados serán elegibles para un permiso de trabajo, un número de seguro social, y  cierta protección contra la deportación. Aplicaciones tendrá que ser renovadas cada dos años.

Al añadir esta Política a la agenda federal de la Ciudad de Minneapolis, el gobierno local de la Ciudad le recomienda al  Departamento de Seguridad Nacional que ponga en práctica esta política con la medida más amplia de requerimientos para que se  garantice que la mayoría de estudiantes afectados sean elegibles. Si la política es totalmente implementada, evitaría la deportación de muchos jóvenes que han vivido en los Estados Unidos por años, son miembros productivos de nuestras comunidades, y llaman a los Estados Unidos su casa. 

Para ser elegible para “acción diferida”  un individuo debe cumplir con los siguientes requerimientos:

 

Published Jun. 29, 2012